Uniformes de trabajo: las mejores soluciones para el invierno

uniformes trabajo

Con la llegada del frío se impone la necesidad de adquirir ropa de abrigo para los uniformes laborales. Los polares de trabajo son una alternativa interesante en este sentido. Te describimos las ventajas de utilizar un polar como uniforme de trabajo para que puedas resguardarte en invierno o resguardar a los empleados de tu empresa.

Las ventajas que aporta un polar como uniforme laboral

El forro polar es una posibilidad muy interesante porque combina varias ventajas para el uso diario a unos precios muy accesibles. Por este motivo, se ha convertido en una prenda imprescindible para multitud de empresas de todos los tamaños. Además, hay que recordar que puedes adquirir forros polares de distintos colores, diseños y gramajes, de manera que las opciones disponibles en el mercado son múltiples. Estos son los principales beneficios que aportan y que te conviene conocer:

1. Protección ante el frío

La principal característica de los polares de trabajo es que te protegen del frío y lo hacen mucho mejor que otras chaquetas de un gramaje superior o fabricadas con otros materiales. Los materiales sintéticos que se utilizan en la fabricación permiten mantener la temperatura corporal en condiciones óptimas sin tener que recurrir a varias capas de ropa. De esta manera, dará igual que haga mucho frío en el exterior porque la persona estará resguardada en perfectas condiciones.

2. Aislamiento del agua

En segundo lugar, el forro polar es ideal porque tiene una cierta capacidad de aislamiento del agua, de manera que si caen unas pocas gotas, no lo notará la prenda, a diferencia de lo que sucede en un jersey, polo o chándal clásico. Eso sí, ten en cuenta que en caso de lluvia persistente o torrencial no hace de sustitutivo de las gabardinas, chubasqueros o paraguas, de manera que esta cualidad aislante es solo parcial. De todas formas, hay algunos gramajes específicos para quien tenga esta circunstancia.

3. Ligereza

Uno de los aspectos que sorprenden a las personas que nunca antes han utilizado un polar estriba en la ligereza. Ciertamente, es una prenda que pesa poco para el poder de aislamiento del frío y de la lluvia que tiene. El secreto está, precisamente, en los materiales que se han utilizado para la fabricación, que marcan la diferencia. Además, es muy fácil de lavar, de manera que contarás con una ropa de trabajo que podrás utilizar varias veces sin apenas desgaste.

Conclusión

Los polares de trabajo pueden configurarse para introducir anagramas de empresa, hay una gran variedad de colores y son una solución para quien quiera crear una imagen corporativa en invierno a un precio competitivo. Si a ello le unimos las ventajas objetivas de su uso, como son el mantenimiento del calor, las capacidades de aislamiento del agua o la ligereza, estamos ante una prenda llamada a tener un peso creciente como ropa laboral. Por estas razones, te animamos a que conozcas mejor los modelos que hay a la venta y valores la conveniencia de incluirlos como uniforme de trabajo en tu empresa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies