Estos son los pueblos más bonitos de España

pueblos-encanto-zaragoza

Pequeños y recogidos, en los que la calma y tranquilidad son dos de sus principales características, acompañadas -cómo no- de una belleza sinigual. Ya sea en la costa o el interior, España tiene un buen puñado de pueblos dignos de conocer. Aquí te mostramos algunos de ellos:

Pueblos costeros y marineros

– Combarro. Ubicado en la provincia de Pontevedra (Galicia), este pequeño pueblo marinero reúne diversas características que lo hacen único: sus pequeñas y estrechas calles empedradas, decenas de hórreos (una construcción típica gallega) y vistas a la ría y un pequeño islote. Además, allí podrás probar los más ricos licores de esas tierras.

– Lastres. En Asturias se ubica este pueblo encaramado en lo alto de unos acantilados sobre el mar. Recorrer sus estrechas y empinadas calles hasta llegar a lo más alto, donde se ubican la iglesia y su campanario, nos ofrecerá vistas únicas sobre buena parte de la costa asturiana. Pertenece al ayuntamiento de Colunga, en el que encontrarás el famoso mirador sobre los Picos de Europa.

– Bermeo. Se trata de uno de los pueblos de la provincia de Bizkaia más bonitos, aunque no es el único, ya que se ubica en una zona de la costa vasca que es Reserva de la Biosfera. No te puedes perder su puerto antiguo, con sus casas de colores y callejones imposibles. Además, cuenta con un casco histórico bien bonito. Muy cerca, encontrarás la famosa ermita de San Juan de Gaztelugatxe.

– Salobreña. La costa de Granada (llamada también Costa Tropical) cuenta con su particular pueblo de casitas blancas y cuestas pronunciadas que ‘suben’ hasta lo alto de un montículo que, coronado por un castillo, se asoma al mar. El trazado árabe de su callejero y la playa que se extiende a sus pies son dos buenas razones para visitarla.

Pueblos de interior: belleza diferente

– Sos del Rey Católico. Este es uno de los pueblos con encanto en Zaragoza. Declarado Conjunto Histórico Artístico, las calles de la judería son dignas de recorrer. Su castillo, sus palacios y sus murallas son algunos de sus reclamos.

– Setenil de las Bodegas. En la frontera entre las provincias de Málaga y Cádiz se encuentra este curioso pueblo gaditano, que forma parte de la ruta de los pueblos blancos de Cádiz. Sus calles discurren paralelas al cauce de un río que, en otras épocas, fue mucho mayor, por lo que muchas de las casas se han construido aprovechando como pared la roca excavada por la naturaleza. Un paisaje único.

– Puebla de Sanabria. En la provincia de Zamora, se encuentra este pequeño pueblo con un casco histórico muy monumental que se alza en lo alto de la villa. Además, en sus alrededores encontrarás el lago de Sanabria, zona de recreo muy famosa en los veranos castellanos.

– Hervás. Ubicada en Cáceres, esta localidad posee un encanto natural, al encontrarse en una zona montañosa muy cercana al Parque Natural de Monfragüe. Con una judería y un casco histórico que bien merecen un paseo, muy cerca encontrarás la vecina Béjar (en la provincia de Salamanca), de igual encanto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies