Cómo detectar productos que se revalorizarán en un futuro cercano

informacion-web

La extravagancia reina en el mundo del coleccionismo, en el que puedes llegar a ver que se pagan precios desorbitados por objetos aparentemente inservibles o carentes de valor. Aquello que conservas desde tu adolescencia y que menos esperas puede llegar a estar muy cotizado en este mercado.

En este post te vamos a ofrecer algunas ideas y sugerencias de objetos en los que puedes invertir con miras a que aumenten notablemente su valor en un futuro cercano. También destacaremos algunos ejemplos de artículos descatalogados por los que se paga actualmente una cantidad considerable en portales de compraventa o intercambios por Internet.

Inversiones recomendables

Muchos expertos en el terreno financiero y de la inversión advierten de que hay apuestas seguras como es el caso del oro, el diamante y las joyas. Nunca pierden su valor que, incluso, puede llegar a incrementarse con el paso del tiempo. En situaciones de crisis financiera suponen un valor refugio por el que se decantan muchas personas a la hora de mover su dinero, ya que son inversiones seguras a medio y largo plazo.

Los coches clásicos aumentan su valor con el paso del tiempo. Los coleccionistas llegan a pagar verdaderas fortunas por hacerse con piezas exclusivas, a sabiendas de que se trata de una inversión que siempre puede llegar a ser recuperable.

El vino como bien de lujo es otro de los productos que pueden llegar a revalorizarse con el paso del tiempo. Una inversión que los expertos aseguran que entraña escasos riesgos, ya que la tendencia de los últimos años apunta a que el consumo es mayor que la producción. La creciente demanda de vinos europeos en países asiáticos ha aumentado su rentabilidad y cada vez son más los inversores que se decantan por este producto tangible que genera confianza.

Piezas exclusivas

Lo vintage suele ser tendencia en el mundo del coleccionismo. Tecnología retro, cómics antiguos, carteles de películas, obras de arte… Todo aumenta su valor con el paso del tiempo y cuanto más exclusivo sea ese objeto.

Un ejemplo de pieza que se ha revalorizado con los años y cuyo precio aumentará progresivamente son las míticas gafas de Kurt Cobain, el líder de Nirvana que abanderó el estilo grunge en los 90 y cuya temprana desaparición en extrañas circunstancias lo convirtió en un auténtico icono de la música contemporánea. En esta web hay buena información sobre las curiosidades de este producto por el que muchos llegan a pujar cantidades muy a tener en cuenta.

El mundo de los videojuegos es otro mercado en el que lo retro nunca pasa de moda. Por ejemplo, hay quien llega a pagar más de 1.000 euros por una Game Boy original sin utilizar y con su embalaje. Esta consola portátil fue lanzada al mercado en 1990 por Nintendo y, hoy por hoy, cuenta con muchos fieles dispuestos a rascarse el bolsillo por hacerse con una de ellas.

Máquinas de escribir, cajas de cereales, películas en VHS, vinilos, juguetes antiguos… son algunas de las cosas cuyo precio actual entre los coleccionistas puede llegar a estar muy por encima de su valor real de mercado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies