Beneficios de mimar tu piel sin químicos tóxicos

Cada vez más personas optan por la cosmética ecológica. Natural, orgánica, sin ingredientes sintéticos o sin petroquímicos, son varios de los calificativos que podemos encontrarnos asociados a esta cosmética que se desmarca de la convencional, apostando por ingredientes afines a nuestro cuerpo y entorno.

Muchas personas acuden a este tipo de cuidados porque son más respetuosos con la naturaleza, al ser sus ingredientes y envases biodegradables, libres de pesticidas y fertilizantes químicos o por no estar genéticamente modificados. O bien por su amor por los animales, ya que son productos que no se testan en ellos. Pero, ¿conoces realmente los beneficios que aportan a tu piel los cuidados sin químicos tóxicos?

Un cosmético calificado de orgánico contiene al menos el 95% de sus ingredientes (o más) de origen natural y un mínimo de 10% de ingredientes de la agricultura ecológica. Sus ingredientes activos naturales (hidrolatos, aceites vegetales y extractos de plantas puros entre otros) son altamente efectivos y se asimilan mejor por la piel que los ingredientes sintéticos.

Todo lo que aplicas tópicamente en tu piel penetra en tu organismo a través del torrente sanguíneo, de ahí la importancia de poner atención en todo lo que pones en ella.

¿Por qué la cosmética ecológica es mejor?

– Cosmética libre de ingredientes alérgenos. Muchos de los productos limpiadores convencionales, como geles o champús, llevan sulfatos en su composición, los cuales pueden resultar muy irritantes para tu piel. A menudo, también se incluyen siliconas, pudiendo obstruir los poros o las escamas del cabello, restándole brillo natural y asfixiándolo.

– Sin parabenos. Está científicamente demostrado que los parabenos o parabenes son disruptores endocrinos, afectando especialmente a las mujeres en su ciclo hormonal y pudiendo acarrear importantes problemas de salud. La cosmética ecológica te garantiza la ausencia de estos ingredientes nocivos en su composición.

– Productos libres de aluminio. El aluminio contenido en algunas fórmulas contra el olor corporal se encuentra en la parte superior de la lista de elementos nocivos. Los desodorantes naturales se basan en principios activos como los aceites esenciales o tan sencillo y efectivos como el bicarbonato, garantizando la ausencia de olor y sin riesgo para tu salud.

Efectividad y comodidad. Existe un bulo acerca de la escasa efectividad de la cosmética bio totalmente injustificada. Lo cierto es que cuando usas cosmética ecológica te liberas de la necesidad de usar cientos de productos cosméticos. Por ejemplo, un gel de baño a base de aceites naturales que no resecan tu piel, hará que casi prescindas de la hidratación corporal, a no ser que tengas un problema de sequedad extrema en tu piel. Lo mismo ocurre con los champús libres de sustancias irritantes. Tu pelo quedará suelto, brillante y sedoso, no necesitarás usar productos especiales de acabado, ni caras fórmulas reparadoras para devolverle vida.

¿Cómo saber cuáles son los ingredientes a evitar?

La lista de ingredientes nocivos sería interminable y a menudo se requiere tener amplios conocimientos para descifrar el INCI (lista de ingredientes) de un producto cosmético. El sello de certificación de cosmética ecológica hace esto por ti y garantiza el origen biológico de los ingredientes, asegurando que sus componentes no son perjudiciales para tu salud.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies